El Versículo de Hoy : 11 Deciembre    

Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgarlo, sino para que el mundo sea salvo a través Él.

Juan 3:17

Comentario: Dios no es el gran monstruo en el cielo, mirando y criticando a sus hijos fallados, buscando el momento de condenar a los que se equivocan. Al revés, mirando nuestras flaquezas y fallas, entró en nuestro mundo para salvarlo...para salvarnos. El propósito de Dios al mandar a Jesús fue darnos vida y salvación.

Oración: Padre Celestial, sálvame del pecado que enreda mis acciones y ensucia mi corazón. Crea en mí un corazón limpio, y por obra de tu Espíritu Santo renueva el mío. Gracias por tu perdón y gracia. En el nombre de Jesús, oro, Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.